Jardín Infantil | Gymboree Preschool

Categories
Uncategorized

El mundo cuando eres mamá

Muchas veces escuchamos que la maternidad cambia la vida de la mujer. Y aunque a veces suene algo drástico, ¡Es verdad! Cambias, maduras y sabes qué es la entrega sin límites!

No es fácil tener hijos, es más, quienes lo hemos experimentado sabemos que tenerlos es para valientes,  pero también sabemos que es el trabajo más gratificante que podemos tener. Una sonrisa de tu hijo, un “te amo mamá” se convierte en la cereza en el pastel después de un día de trabajo o de una noche de insomnio. Los dibujos del jardín pasan a ser el trofeo de las miles de loncheras preparadas, de  levantarse incontables veces en las noches, de la planeación de menús saludables y de la ejecución de rutinas que lleven a la vida familiar algo de organización y tranquilidad.

La maternidad cambia la vida de quienes nos atrevemos a vivir esta aventura llena de altibajos, de trasnochos, de entrega  y es esa la magia! ¡Definitivamente cambia la vida y cómo la vemos!

El cuerpo cambia,  las rutinas, los hábitos alimenticios, los hábitos de sueño  y en especial la forma en la que creíamos amar. Todo se transforma para que ese niño o niña que nos ve con admiración crezca sano física y emocionalmente. 

Los hijos son la mayor prioridad, y por esto todos los cambios que se experimentan pueden llevarse a un segundo plano.  

Nuestra casa no es  solo nuestra, nuestro carro no es  solo nuestro, ahora son espacios en los que se recrea la vida familiar y es maravilloso! La crianza y el acompañamiento a los hijos dan un nuevo sentido a la vida para quienes han elegido ser madres o para quienes se han convertido en ellas por distintas circunstancias de la vida.

Este tiempo es un buen momento para reflexionar sobre el papel que cumplimos las madres y lo mucho que nos cuestionamos  todo el tiempo acerca de nuestro rol.
lo hago bien? Me equivoco demasiado? Debí haber hecho esto, en lugar de aquello….. son pensamientos que llegan a nuestras cabezas y emociones que entran en nuestro corazón todos los días de la vida…..

Solo por el hecho de preguntarlo, de reflexionar, significa que ya lo estamos haciendo bien.  Equivocarse hace parte del aprendizaje, también para los adultos.

La maternidad hace parte de la vida real.  No existen mamás perfectas! No todo pasa de la manera en que queremos que suceda y eso está bien.  Aprenderemos en el camino.  Y mientras aprendemos, disfrutemos!  Vivamos el día a día de la mejor manera que podamos.  Los hijos crecen pronto.  Solo viviendo cada día de manera consciente, entenderemos que la maternidad es imperfecta, como todas y cada una de las madres. 

A todas las aventureras y valientes mamás, queremos desearles un MUY FELIZ DIA y que todos los días sea nuestro día, un día en que nos demos las gracias por todo lo que hacemos para aportar a nuestros hijos y al mundo en el que vivimos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.